El Obelisco se prendió por el Día Nacional de la Prueba del VIH

Sólo unas noches antes del Día del Orgullo LGBT+ se encendieron varios edificios de la Ciudad contra la discriminación y el estigma hacia las personas con VIH.

De fucsia es imposible no verlo. En realidad, el Obelisco domina la escena en medio de la 9 de Julio todos los días a todas horas, pero el sábado a la noche, dos días antes del Día del Orgullo LGBT+, se iluminó de ese color como parte de una campaña para combatir la discriminación y el estigma hacia las personas con VIH.

El Obelisco, el Puente de la mujer, el Monumento en la Plaza de los Dos Congresos, la Torre de los Ingleses, la Floralis Generica, el Monumento a los Españoles y el Planetario fueron algunos de los edificios de la Ciudad de Buenos Aires que se iluminaron de fucsia por el 27 de junio, que fue el Día Nacional de la Prueba del VIH.

La acción de visibilización fue impulsada desde la Alianza Federal “I=I: de Ushuaia a La Quiaca”, que hace énfasis en el mensaje de que “Indetectable es igual a Intransmisible” en referencia al diagnóstico y tratamiento de personas con VIH. La ciencia médica avanzó mucho en este ámbito y se busca que la sociedad vaya a la par.

“Creemos que la acción tiene que ser visible, en una ciudad tan cosmopolita como la Ciudad de Buenos Aires, y poder combinar estas dos cosas que parecen disociadas que son: el acceso al diagnóstico y la campaña de I=I”, señaló Franco Luciano Bova, uno de los coordinadores de la Asociación Ciclo Positivo, que impulsa la campaña.

“En Argentina hay casi 140 mil personas viviendo con VIH, hoy en día y 1 de cada 5 personas lo desconoce. Desconocer que uno tiene VIH implica que uno no puede tratarse y eso hace que la infección pueda avanzar y perjudicar la salud de las personas“, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *