En marzo, robaron 6.300 celulares y exigieron clave a las víctimas

Fuentes privadas confirmaron que en marzo fueron robados 203 celulares por día. Los delincuentes exigen violentamente la clave. Venta rápida y acceso a cuentas

En marzo fueron robados 6.300 celulares por día en todo el territorio nacional y, en muchos casos, las víctimas fueron violentadas para que les proporcionen el código de identificación personal del dispositivo para su desbloqueo, lo cual no solo permite una venta rápida en el mercado negro, sino también el acceso a cuentas bancarias del legítimo dueño y transferir su dinero.

El dato fue dado a conocer por fuentes de operadoras telefónicas a Diario Popular, luego de que un joven fuese víctima de un robo en la localidad bonaerense de Lomas del Mirador.

Según trascendió, el hecho ocurrió este viernes a las 5 de la madrugada en la intersección de Colón y Coronel Pagola, en el partido de La Matanza, donde un joven -cuya edad no se dio a conocer- se encontraba esperando un colectivo.

En ese contexto, un delincuente abordó al joven para robarle su teléfono celular y también le exigió que le proporcione el PIN (la contraseña) y así tener un acceso más fácil al dispositivo. Una vez realizado el robo, el delincuente se fugó.

Usando esa modalidad delictiva, durante marzo, se llevaron a cabo 6.300 robos en la Argentina, lo que se traduce en 203 ilícitos por día o casi nueve por hora.

Piden la clave

De acuerdo a lo precisado por las fuentes, si bien hay métodos para desbloquear el PIN, se está haciendo costumbre por parte de los ladrones amenazar a sus víctimas para que estas les proporcionen dicha contraseña de seguridad, ya que facilita la reducción más rápida del móvil. Un celular desbloqueado cotiza más en el mercado negro.

Acceso a cuentas bancarias de las víctimas

Los ladrones también exigen la clave con el fin de tener acceso a las cuentas bancarias o de pagos del titular del teléfono, ya que es común que se deje gravada la contraseña de esas aplicacioneso que esté registrada en “notas” del aparato. t

Un dato no menor es que determinadas aplicaciones también permiten hacer compras a través de plataformas E-commerce, por lo que, mientras la víctima hace la denuncia pasa un tiempo durante el que los delincuentes realizan transacciones fraudulentas.

Consejos de seguridad

Por este motivo, los especialistas del sector aconsejaron que siempre es menester tener deslogeadas -es decir, con la sesión cerrada- las cuentas en dichas aplicaciones. Por tanto, en caso de un eventual robo, el delincuente tiene acceso a la aplicación, pero no a la cuenta.

Otro dato no menor es que aconsejan que toda la información sensible como contraseñas, por ejemplo, no se encuentre almacenada en el dispositivo, para mayor prevención.

Ahora bien, en caso de no haber realizado esto, tras el asalto se recomienda hacer un breve repaso mental de las aplicaciones bancarias instaladas en el dispositivo, comunicándose con los pertinentes soportes de estas aplicaciones y realizando la denuncia a la Policía. Otro consejo, continuaron, es dar de baja inmediatamente el número telefónico, ya que existen muchas aplicaciones que usan el celular como sistema de recuperación de contraseña, algo muy riesgoso en estos casos de robo.

Si es en PC, mejor

No obstante, los especialistas alertaron que siempre es mejor tener acceso a las plataformas bancarias desde una computadora de escritorio, aunque se deben seguir algunos de los consejos precisados anteriormente, como deslogear la cuenta cada vez que se deja de usar la plataforma. Esto, indicaron, pone en jaque el riesgo de que un robo se transforme en la pérdida de miles de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *