Récord: el Gobierno emitió títulos de deuda por más de 100 mil millones de pesos

Fue la colocación de instrumentos financieros más grande de la gestión.

Desde hace mucho tiempo que se vienen hablando en el país de una emisión que parece no tener control y que, según la mayoría de los economistas, podría llevar al país a una hiperinflación. Esta mañana el Boletín Oficial sorprendió por una cuantiosa emisión de Letras del Tesoro y la ampliación de laemisión de dos bonos, que en su totalidad suman 96 mil millones de pesos. Es la colocación de deuda pública más grande que se hizo en un solo día desde la llegada de Alberto Fernández al poder.

Los gastos del Estado nacional cada vez son mayores y es algo que no parece que vaya a cesar, máxime luego de que se dispuso que haya un tercer cobro del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) a casi 10 millones de personas. Además, con las negociaciones paritarias pendientes la Nación aún no sabe de cuánto dinero tendrá disponer hasta fin de año para hacer frente a los salarios. Todo esto en un contexto de pandemia y con la recaudación por el suelo por el parate económico de la cuarentena.

Hasta el 27 de mayo el Gobierno de Alberto había tomado deuda por más de 20 millones de dólares por día de cuarentena, en junio volvió a ampliar esa basa y en julio vuelve a emitir letras y bonos, pero esta vez por cifras más altas de las que venía tomando desde el inicio de la gestión, de hecho la toma más peque fue ampliación de “emisión de las Letras del Tesoro Nacional en pesos con vencimiento 8 de enero de 2021, originalmente emitidas mediante el artículo 1° de la resolución conjunta 45 del 6 de julio de 2020 de la Secretaría de Finanzas y de la Secretaría de Hacienda, ambas del Ministerio de Economía (RESFC-2020-45-APN-SH#MEC), por un monto de hasta valor nominal original pesos ochocientos cincuenta millones”

Pero ese fue el instrumento menos cuantioso, además de eso se resolvió la ampliación de la emisión de Letras que ya estaban en el mercado por 74,5 mil millones de pesos, poco menos de 1.000 millones de dólares al cambio oficial. Pero los instrumentos de crédito no se agotan ahí, también se amplió la emisión de dos bonos, uno por 12 mil millones y otro por 29 mil millones, superando en un día los 100 mil millones en deuda pública todo un récord para un país cuya recaudación cayó dramáticamente en los últimos cuatro meses y que aún no encuentra el rumbo económico.

El gobierno no ha logrado acomodar su agenda económica, el fortalecimiento del mercado interno no ha funcionado como esperaba, la colocación de dinero en el mercado a través de los refuerzos de las Asignación Universales y del Ingreso de Emergencia no dio, al menos en la recaudación y en la reactivación económica, el resultado esperado. Esta había sido una gran carta del kirchnerismo en sus anteriores gestiones, volcar dinero al mercado minorista y favorecer los negocios de cercanía, dando una sensación de bonanza en la economía doméstica, pero era otro el contexto y otra la sociedad.

Además de estos indicadores alarmantes, el gobierno sigue tomando deuda sin lograr canjear la deuda externa, los bonistas no están para nada convencidos y las declaraciones de Alberto Fernández diciendo que prefería hablar de metas que de planes económicos no parece haberle hecho nada bien a la negociación, es muy difícil que un acreedor decida tomar nuevamente deuda de un país que no sólo parece estar sin timón, sino que además decidió esperar que la marea sea la que decida su rumbo.        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *