febrero 25, 2024

Bard, la inteligencia artificial de Google, ya está en español

Google informó que su proyecto de inteligencia artificial generativa, “Bard”, ahora está disponible en 40 idiomas, incluido el español.

A partir de este jueves, Google habilitó en la Argentina la versión en español de Bard, su herramienta de inteligencia artificial generativa, con la que se puede dialogar, hacer búsquedas, generar contenido, resumir temas complejos y colaborar en tareas de programación y desarrollo de software, entre otras cosas.

Aunque Bard se podía utilizar en el país desde mayo, sus funciones estaban en inglés. Ahora se lo puede utilizar en español, árabe, chino, alemán y portugués, entre más de 40 lenguas. Asimismo, otros países ya pueden acceder a la herramienta, como Brasil y los 27 de la Unión Europea.

“Trabajamos en un enfoque por fases: llegando a cada vez a más usuarios, lanzando nuevas capacidades de a poco, viendo cómo la gente usa la herramienta. Y todo ese aprendizaje lo vamos usando para mejorar en la siguiente etapa”, explicó la argentina Romina Stella, Gerente de Producto en Responsabilidad para Bard, durante una conferencia de prensa en la que se realizaron los anuncios.

Bard, de Google, compite contra el ChatGP de Microsoft.

Bard, de Google, compite contra el ChatGP de Microsoft.

Para poder entender un poco más de que se trata la noticia de Google hay que señalar que Bard es una tecnología experimental en una etapa inicial que permite colaborar con inteligencia artificial generativa. Funciona con un modelo de lenguaje de gran escala (LLM, por sus siglas en inglés). Los LLM son modelos de IA generativa, es decir, que permiten crear textos o imágenes (según el caso).

Las nuevas actualizaciones de Bard

A medida que avanza la inteligencia artificial de Google, Bard adquiere nuevas funciones como por ejemplo la posibilidad de escuchar las respuestas de la herramienta en voz alta. Esto es útil para oír la pronunciación correcta de una palabra o escuchar un poema o guión. Para utilizarlo, simplemente se debe escribir y luego, seleccionar el ícono de sonido.

A su vez, también se podrán fijar y renombrar conversaciones. Esta acción se puede realizar cuando se inicie un chat, y allí aparecerán opciones para fijar, renombrar y retomar conversaciones recientes en la barra lateral de la herramienta.

En cuanto a tareas de programación, la nueva función permitirá exportar código Python a la plataforma online Replit, además de Google Colab.

Por otro lado, se podrán compartir respuestas a partir de la generación de un link, por ejemplo, ya sea una parte o la totalidad de un chat de Bard.

Además, desde la compañía advirtieron que “próximamente se incorporarán al español (y los nuevos idiomas disponibles) más funcionalidades que permiten personalizar las respuestas de Bard y utilizar imágenes en sus consultas”.

¿Cuáles son los usos de Bard y cómo acceder a la herramienta?

  • Entre los usos que se le pueden dar a Bard está la posibilidad de descubrir y explorar lugares, por ejemplo, para quienes estén de vacaciones o quieran conocer más de la localidad en la que viven. Se le podrá solicitar a Bard recomendaciones de sitios históricos, atracciones gastronómicas, parques y plazas, o cualquier sitio de interés.
  • La creatividad también juega un papel clave, dado que la herramienta puede generar diferentes formatos de textos creativos, como relatos, código, correos electrónicos, letras de canciones, cartas, etc. Se le puede pedir “escribir una canción sobre el amor en el siglo XXI”, o que genere un código para una aplicación simple.
  • Otro de los usos es el de resumir temas complejos: para las ocasiones en que puede ser difícil entender un artículo complejo o simplemente no se dispone del tiempo suficiente para leerlo con suficiente atención. Aquí Bard puede ayudar a resumir un texto para su fácil comprensión y pedirle, por ejemplo, que haga un “resumen sobre la literatura en hispanoamérica y su influencia en el mundo”.
  • También puede convertirse en un colaborador en las tareas de programación, como por ejemplo para la generación o depuración de código. Esta capacidad está disponible en más de 20 lenguajes de programación como C++, Go, Java, Javascript, Python y Typescript. Y puede exportar fácilmente el código de Python a Google Colab, sin necesidad de copiar y pegar.
  • Y Bard también puede usarse para “convertir problemas o cuestionamientos de la vida real en planes de acción”: desde preguntar “¿Por dónde empiezo si quiero vender mi casa? hasta “¿Cómo encuentro trabajo rápido si soy recién egresado?”

Para poder utilizar Bard, se puede ingresar a bard.google.com