febrero 25, 2024

San Cayetano: miles de fieles se acercan a Liniers para comenzar la vigilia

Desde las 20 habrá un festival de música para los fieles de San Cayetano. A la medianoche, abrirán las puertas del templo en Liniers y el lunes, desde las 11, será la misa central.

Con un festival de música y fuegos artificiales, desde las 20 se espera la llegada de los fieles de San Cayetano a la Iglesia de la calle Cuzco 150, en el barrio de Liniers, donde pedirán por “pan y trabajo”, en una nueva conmemoración del patrono, que se celebrará mañana.

Según informaron desde la organización, a la medianoche de este domingo se abrirán las puertas del templo en medio de fuegos artificiales y campanas, para el paso de los fieles ante el patrono. En tanto, la misa central será mañana a las 11 y estará presidida por el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Ignacio García Cueva.

“En un contexto social crítico los trabajadores y las trabajadoras de la economía popular no podemos dejar de manifestar nuestra agenda histórica por la que venimos peleando en unidad hace años”, dijeron desde la organización y pidieron “medidas concretas hacia el sector de la economía popular enmarcadas en la Ley General de Tierra, Techo y Trabajo”.

“Cuando pedimos trabajo pedimos por dignidad”, dijo monseñor Ojea
El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, afirmó que reclamar “trabajo” es pedir “por la dignidad” y, en vísperas de la celebración de San Cayetano, vinculó las oraciones que se le hacen al ‘patrono del pan y del trabajo’ con la obtención de “justicia” y de “paz”.

Ojea consideró que el trabajo “no es un objeto de compraventa” ni “un objeto de consumo” y lamentó que la persona desempleada “sienta que está de sobra, que no vale”.

“Se siente herido en su dignidad, esa dignidad que solamente le da el ser hijo de Dios. Todos nosotros somos hijos de Dios y tenemos este derecho a trabajar”, agregó.

Además, alegó que el pan “es un derecho universal de todos los seres humanos” y replicó: “Cuando hablamos de pan, hablamos de justicia”.

Para el presidente de la CEA, cuando se le pide al “santo del pan y el trabajo” lo que se le está pidiendo, dijo, es “paz”. “Nosotros luchamos de verdad para que todos puedan tener trabajo y para que sean respetados todos los trabajadores, aún aquellos que no pueden vivir la plenitud de todos sus derechos”, insistió.

Entonces, explicó que la paz “se construye trabajando juntos” para que todos puedan “acceder a estos bienes de los cuales es intercesor San Cayetano: el pan y el trabajo”.