febrero 25, 2024

Detectan por primera vez gripe aviar en la costa de la Antártida

El principal virus de la gripe aviar fue detectado por primera vez en la costa de la Antártida en aves marinas, anunciaron este martes investigadores británicos, y señalaron que se trata de un riesgo para especies locales como los pingüinos.

La presencia del virus HPAI fue confirmada entre págalos subantárticos, una familia de aves marinas, según un comunicado publicado el lunes por el British Antarctic Survey (BAS), una organización a la que están adscritos investigadores británicos activos en esta región.

El planeta está viviendo “la peor epidemia de gripe aviar de la historia”, consignó la agencia de noticias AFP. La presencia del virus en la Antártida es una “noticia dramática”, dijo en Twitter Michelle Wille, especialista en gripe aviar de la Universidad de Melbourne, Australia.

Los investigadores británicos tomaron muestras de los págalos subantárticos que había sido encontrados muertos en las islas Georgia del Sur, en alta mar, al este del extremo sur de América del Sur, pero que “no se encuentra estrictamente dentro de continente antártico”, aclararon los especialistas.

Los investigadores creen que el virus fue traído por algunas aves desde América del Sur, una región que en los últimos dos años se vio afectada por la gripe aviar con decenas de millones de aves de corral condenadas al sacrificio, recordaron.

A su vez, los investigadores temen que la gripe aviar llegue al continente sur y amenace a algunas de las variedades de pingüinos que no viven en otros lugares del planeta y que, por lo tanto, nunca pudieron desarrollar inmunidad contra este patógeno, concluyeron.

¿Qué es la gripe aviar?

Por definición, la gripe aviar (o influenza aviar) es una enfermedad infecciosa, altamente contagiosa y de curso agudo, que puede afectar tanto aves domésticas como silvestres. El agente etiológico causal es un virus de la familia Orthomyxoviridae, género Influenzavirus con un ARN de 80 a 200 nm y pleomórfico.

Se describen tres tipos antigénicos denominados A, B y C. Siendo B y C propios de los humanos, mientras que el A afecta a las aves y algunos mamíferos, pudiendo hallarse excepcionalmente en las personas.

Una gran cantidad de familias de aves son susceptibles al virus de Influenza Aviar especialmente gallinas, pavos, codornices, aves de compañía, silvestres y acuáticas tales como: patos, gansos, flamencos y cisnes.

Eventualmente el virus de gripe aviar puede afectar seres humanos, cerdos u otros tipos de mamíferos, dependiendo del nivel de exposición, la carga viral y el grado de virulencia del mismo. En este sentido, es importante resaltar que el riesgo de infección en personas es muy bajo.